“Es una vergüenza como aparecen las mujeres en los medios”

El Centro de Adultos Manuel Gavira Mateos de Mairena del Alcor acogió el pasado 26 de octubre el taller Medios en Igualdad.

Casi al final del taller, cuando la información recibida por el alumnado ­-todas mujeres, excepto un hombre- había calado en sus conciencias, Rosario, la alumna más activa, afirmó sin vacilar que “es una vergüenza como aparecen las mujeres en los medios de comunicación”. Esta manifestación tan rotunda provocó en mi un cúmulo de sensaciones contradictoria. El resto de alumnas asintieron, reafirmando la lapidaria afirmación de su compañera.

Como formador había conseguido que algunas de las nociones en materia de igualdad impartidas en el taller removieran las conciencias de las alumnas. La manifestación de Rosario fue un hilo de esperanza. Hay conciencia de lucha contra la desigualdad y el machismo. Sin embargo, como periodista sentí que mi profesión pierde credibilidad con cada titular sexista que se publica. Afortunadamente, la alfabetización mediática está dotando a las personas de herramientas intelectuales para detectar las malas prácticas periodísticas, para que así sean más críticos y más exigentes con los que cada día nos enfrentamos a un titular.

Juan y Medio es abogado

Además de detectar los casos de machismo, racismo y homofobia en los medios de comunicación, también aprendieron a diferencias qué es periodismo y quiénes lo ejercen de lo que, por el contrario, solo es entretenimiento. “Juan y Medio es abogado”, afirmó Consuelo, y “Paz Padilla cuenta buenos chistes, pero no es periodista”, aseguró su compañera Toñi. Casi ninguno de los asistentes leía el periódico, pocos escuchaban la radio y todos veía la televisión, medios de comunicación que no siempre hacen periodismo, también entretienen como apuntó Aurelia desde la segunda fila.

El debate consumió el tiempo de taller y, a través de él, se pulsaron todos los previstos en el taller de alfabetización mediática Medios en Igualdad. Al final, de soslayo, mientras rellenaban con dificultad –y ayuda del profesor Marco- el cuestionario de evaluación, una pregunta encendió un nuevo debate. ¿Qué es el racismo?. Marco, que ayudaba a una compañera de Costa de Marfil que a duras penas entendía el idioma, contestó con otra pregunta. ¿Creéis que a nuestra compañera la tratan mal por ser de otro país? Con una negación unánime despedimos el taller, no sin antes advertirles que queda mucho camino por recorrer y que ellas son parte de la lucha.

Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
octubre 31, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *