20 ejemplos de micromachismos que vemos (y hacemos) a diario (1)

20 micromachismos

Cada vez que has escuchado estas frases o expresiones y cada vez que te has encontrado en situaciones similares, has provocado o has sido víctima de los micromachismos. Seguro que reconoces un buen puñado:

“Esa ropa es demasiado provocativa”.

“Deberías ser un poco más femenina”.

Decir que uno de los componentes de una pareja: Es la mujer/el hombre de la casa.

Cuestionar o criticar la sexualidad de alguien.

“Deja, ya lo termino yo. Esto es cosa de hombres”.

Cuando en los baños públicos el espacio de cambiar los pañales de bebés está en el baño de mujeres.

Pensar que para cuidar de los niños y bebés lo mejor es contratar a una mujer.

“Hoy no puedo quedar, estoy de niñera”

Comentar que una mujer no se ha depilado o pensar que los hombres no se pueden depilar.

El color rosa para las niñas y el azul para los niños

Los niños no pueden jugar con muñecas

Las niñas no son buenas en los deportes.

Explicarle a una chica algo sin que ella pida ayuda, simplemente pensando que no lo sabe hacer por ser mujer.

“Con ese humor parece que estas con la regla”

“Yo ayudo en las tareas domésticas”. No se trata de ayudar sino de compartirlas. Decir que ayudamos es asumir que esas tareas están asignadas a alguien en concreto.

Asumir la heterosexualidad de las mujeres. También de los hombres. Por ejemplo, preguntándole a una mujer si ya tiene novio.

Los chicos no llevan el pelo largo.

Las mujeres están más guapas con el pelo largo.

Que sea el padre el que acompaña a su hijo a verlo jugar a fútbol. La madre es la que suele encargarse de acompañarlo a comprar.

Al salir a cenar fuera, es el hombre el que paga.

 

 

Tenemos más micromachismos preparados. Síguenos y no te pierdas ninguno de nuestros recopilatorios.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *